Cargando...

Cinco localidades extremeñas, Cáceres, Jerez de los Caballeros, Plasencia, Trujillo y Zafra, han acogido en las últimas semanas sendos talleres de dinamización empresarial sobre el producto turístico Urban Birding, cuyo protagonista principal es el cernícalo primilla.

Este producto turístico, impulsado por la Dirección General de Turismo de la Junta de Extremadura, en el contexto del proyecto europeo Life ZEPAURBAN, se ha creado en torno a una de las aves más peculiares de nuestra región, el cernícalo primilla. Se trata del segundo halcón más pequeño del mundo y la única rapaz que anida de forma colonial y se reproduce en los cascos urbanos, preferentemente en edificios históricos. Los huecos en tejas y las oquedades en torres y fachadas son su hábitat preferido.

Urban Birding se está desarrollando desde el año pasado. Cuenta con más de 50 participantes en estas cinco localidades, entre empresas, asociaciones profesionales y entidades diversas, como ayuntamientos o grupos de acción local. El producto se ha materializado en un catálogo de experiencias y actividades dirigidas a los potenciales turistas con destino a Extremadura, que se presentó en FITUR 2019.

Los talleres, que han contado con la presencia de técnicos de la Dirección General de Turismo, han tenido como objetivo potenciar el conocimiento real entre los diferentes adheridos, conocer con detalle las experiencias y actividades ofrecidas por cada participante en el producto, además de propiciar sinergias, oportunidades de colaboración y posibilidades de venta cruzada entre ellos. Esto ha resultado especialmente interesante, teniendo en cuenta la diversa tipología de los participantes (oficinas de turismo, empresas de hostelería, de restauración, guías profesionales, empresas de actividades turísticas…), que puede dar lugar a colaboraciones productivas en torno al turismo, al patrimonio y al cernícalo primilla.

La intención final que se plantea es ofrecer una oportunidad turística para que los viajeros puedan disfrutar de esta doble peculiaridad que les ofrece Extremadura: conocer a uno de los halcones más pequeños del mundo, que nidifica en núcleos urbanos, y visitar las ZEPA urbanas, enclavadas en localidades que tienen un rico patrimonio histórico-artístico y cultural.

Como ejemplo de este compendio entre la observación de aves y el turismo monumental, cada uno de los cinco talleres finalizó con una ruta guiada por la ZEPA urbana de la localidad correspondiente. Un recorrido, diseñado en colaboración con los adheridos de cada población, en el que se visitaron los hitos patrimoniales más emblemáticos y las principales colonias de cernícalos.

Con iniciativas como estos talleres, se pretende no solo mejorar el conocimiento entre los adheridos al producto Urban Birding, sino contribuir a su consolidación, de cara a la segunda temporada de vigencia del mismo, que arrancará hacia finales de febrero, con la llegada de los primeros ejemplares procedente de África.